viernes, 7 de diciembre de 2012

ALIMENTACION y PRECAUCIONES EN DIAS DE MUCHO CALOR


Llega el verano y comienzan los días de altas temperaturas y humedad.  Estos pueden transformarse en un riesgo para la salud sino estamos atentos y tomamos las medidas de necesarias de prevención. 
En los estos días de tanto calor es importante consumir todos los nutrientes que necesitamos, no solamente con alimentos sólidos, sino también con una importante cantidad de líquidos, como aguas con o sin gas y jugos de frutas naturales, que además de nutrir contribuyen a mantener una alimentación equilibrada.
Comer liviano y variado, mantener una buena hidratación y tomar ciertas medidas para la manipulación de  alimentos es fundamental para prevenir complicaciones en la salud en estos días de altas temperaturas. En esta época, el riesgo de contraer enfermedades transmitidas por alimentos aumenta, por eso es fundamental tomar algunas medidas para que nuestra alimentación sea segura, especialmente días calurosos.  Debemos ser cuidadosos y mantener la cadena de frío en los productos perecederos. Si ésta se rompe aumenta del riesgo de que distintos microorganismos contaminen los alimentos, aumentando las posibilidades de que la persona se intoxique.
Que cuidados debemos tener presentes:
-          La sed se presenta cuando ya existe cierto grado de deshidratación por lo cual es indispensable anticiparse a la sensación de sed. Es recomendable ingerir no menos de 2 litros de líquido a lo largo del día  (agua con o sin gas, jugos y licuados  naturales de frutas o verduras) pero lo mas que se pueda de agua.
-           Realizar varias comidas en porciones pequeñas en el día para evitar sobrecargar el trabajo digestivo. 
-          El consumo de frutas y vegetales es de gran importancia. Consumir al menos 3 porciones de vegetales y 2 de frutas en el día. Las frutas y verduras de estación son más económicas, además aportan vitaminas, minerales, fibra y una importante cantidad de agua.  Siempre tratando de que al menos una vez al día sean crudas. De consumirlas cocidas, que sea preferentemente con cáscara y en trozos grandes, al vapor o al horno. En caso de hervirlas, utilizar poco agua. Esto disminuirá la pérdida de vitaminas y minerales.
-           Evitar los alimentos muy calientes y los de alto contenido en grasa y sodio, como así también las frituras, que suelen caer pesadas y tienen un proceso de digestión lento.
-           Las ensaladas son el plato estrella en esta época, deben ser nutritivas, equilibradas, ligeras y deliciosas pero además coloridas y bien presentadas para que sean llamativas.
-          Incluir leche y yogures frescos en la dieta diaria.  Conservar en la heladera para evitar que se rompa la cadena de frío.
-          Reducir el consumo de bebidas alcohólicas y cafeína e infusiones muy calientes.
Precauciones para que un alimento sea seguro 
-          Es fundamental  mantener la cadena de frío en los productos perecederos, si esta se rompe aumenta del riesgo de que distintos microorganismos contaminen los productos, aumentando así las posibilidades de que una persona sufra una intoxicación por alimentos.
-          Al realizar las compras, tenemos que elegir primero aquellos productos que no necesitan refrigeración y dejar para el final los alimentos perecederos. Si la cadena de frío se rompe durante el transporte o el almacenamiento de los alimentos, se dan las temperaturas óptimas para el crecimiento microbiano, los productos dejan de ser inocuos y pueden causar enfermedades de transmisión alimentaria.
-          A la hora de descongelar es recomendable sacar los alimentos del freezer y ponerlos en la heladera. Hay que evitar que se descongelen a temperatura ambiente. Una vez que un alimento ha sido descongelado, no debe volver al freezer, salvo que se haya cocinado.
-          Los alimentos cocidos no deben enfriarse a temperatura ambiente más de una hora. Si no se han consumido durante ese lapso, deben mantenerse en la heladera.
-          No prepare los alimentos con demasiada anticipación. Es preferible mantenerlos en la heladera hasta el momento de servirlos, especialmente las mayonesas o aquellos a base de cremas.
-          Fuera del hogar no consumir jugos o bebidas que no se encuentren en su s envases originales, ni helados de procedencia desconocida.
Estos son solo algunos consejos ahora los tenemos que poner en practica.
A cuidarse y que el calor no nos afecte!

2 comentarios:

  1. Muy buen articulo! Queria compartir con ustedes en retribución a este gran post un espacio donde también se debate y hay mucha info sobre alimentación: https://www.facebook.com/ComunidadLedesma. Esperemos poder cambiar malos habitos entre todos para una mejor nutrición. Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! dale decime como podemos hacer y nos conectamos para poder informar juntos sobre buenos habitos alimentarios. Gracias por seguirnos. Saludos, Elsa

      Eliminar